jueves, 16 de abril de 2009

Ciudades inalámbricas...ya es una realidad!


Cañeros de Bella Unión entran al ciberespacio
El Observador, 12 de abril de 2009
El rincón noroeste del mapa uruguayo es famoso por tener a Bella Unión, por tener la única triple frontera que comparte Uruguay, por tener plantaciones de caña de azúcar, por tener arrozales y buenos vinos. A partir de ayer, también lo es por tener la primera comunidad del país con cobertura wifi, que implica contar con acceso a Internet gratis desde cualquier computadora.
El lugar: la comunidad rural de Mones Quintela, en el paraje Lenguazo, a 25 kilómetros al suroeste de Bella Unión, muy cerca del río Uruguay.
Allí se encuentra la cooperativa Calpica, que se ocupa de los sistemas de irrigación de las plantaciones de caña cercanas. Los beneficiarios: en principio, las 1.500 personas que habitan en un radio de 10 kilómetros de Mones Quintela, y que integran también a la cooperativa CAINSA, cosechadores de caña. Pero la idea es reproducir el fenómeno en otras comunidades, tanto de Artigas como de otros departamentos.
Actualmente, el sistema de conexión wifi se utiliza en varias plazas de Montevideo y capitales departamentales, y en algunos ómnibus.
Ahora, con el Plan Ceibal, llega también al interior profundo.

Génesis.
La idea primitiva de una pequeña comunidad rural con cobertura total de Internet gratis fue de Annick Peter, una alumna uruguaya de la Facultad de Ciencias Económicas.
Annick presentó su idea, bautizada como “Ciudades inalámbricas“, en el certamen para jóvenes innovadores Tus Ideas Valen. Allí no sólo obtuvo el primer premio en su categoría en diciembre de 2007 sino que recibió un premio especial otorgado por la DICyT para viajar a la ciudad riograndense de Novo Hamburgo en 2008, para presentar su idea como representante oficial del Uruguay en la MOSTRATEC, la mayor feria regional de ciencia y tecnología para jóvenes. Allí obtuvo una mención a mejor proyecto de América Latina y una invitación para la feria Euroasiática de Túnez, el próximo junio.
Ignacio Montero, alumno de ingeniería de redes de la ORT, oriundo de Bella Unión, mejoró y pulió la idea original de Annick, concretándolo en la comunidad rural de Mones Quintela.
Lilián Intrieri, tutora y docente evaluadora de la DICyT (Dirección de Ciencia y Desarrollo, dependiente del Ministerio de Educación y Cultura) supervisó el proyecto.
Pero a los tres los une otro vínculo fundamental: integran el RAP Ceibal, el grupo de apoyo técnico al programa encargado de proporcionar una laptop por escolar.

Antena solidaria.
Con la cooperación de Calpica, Montero levantó una antena en la cercha de la planta de la cooperativa, que tiene la altura necesaria para llegar a los 10 kilómetros de alcance de las ondas.
Realmente hay que resaltar la colaboración solidaria de los privados y de la comunidad entera para que se pudiera cumplir con esto”, dijo Intrieri a El Observador.
Ayer en horas de la mañana, y con la presencia de las autoridades de Calpica, se inauguró la antena que por un lado amplía la cobertura a los niños que tienen las laptops del Plan Ceibal, y por otro, permite el acceso a la red a cualquier persona que posea una computadora. “Ahora están todos conectados“, sostuvo Intrieri.
La idea de los jóvenes investigadores es asistir también a la feria mundial sobre el tema, que se desarrollará en las Islas Fidji, presentando los resultados prácticos del Uruguay.
Expandir las aulas.
“Esta es la etapa inicial de un proyecto mayor que puede llegar a ser fundamental para las pequeñas comunidades alejadas de las universidades.
Pretendemos que los alumnos puedan estudiar a distancia, en plan de aulas expandidas, y no se vean obligados a abandonar sus pueblos de origen
”, afirmó Intrieri.
Mones Quintela no será la única comunidad en tener internet gratis. La idea es ampliar el ejemplo a comunidades cercanas, como Tomás Gomensoro y Baltasar Brum, en el departamento de Artigas. Tanto Montero como Peter e Intrieri pretenden que Bella Unión se transforme en “faro inalámbrico” del Uruguay. Y ya hay interesados en replicar ese proyecto fuera del departamento, en comunidades de características similares: Chapicuy y El Eucalipto, en Paysandú, y Tala, en Canelones. “Son lugares con comunidades esparcidas varios kilómetros a la redonda”. concluyó la integrante de RAP Ceibal.

El Plan Ceibal se completa este año
El Plan Ceibal tiene como objetivo entregar este año entre 175.000 y 200.000 computadoras a escolares de Montevideo, Canelones y lugares del interior que aún estén en lista de espera. En el caso de Montevideo y Canelones se entregarán 5.000 modernas laptops a docentes y, antes de fin de año, se resolverá la entrega de laptops para niños ciegos.
Además, en marzo de 2009 se repartieron 25.000 laptops XO a escuelas privadas.
También se instalarán 1.300 servidores y conectividad en escuelas y liceos, ya que los niños de sexto año llevarán las PC al liceo.

No hay comentarios:

Prórroga, último momento

 Tus Ideas Valen comunica que ante una serie de planteos de grupos de estudiantes y docentes de todo el país hemos decidido establecer una ...